domingo, 4 de octubre de 2009

ILUMINANCIA


La iluminancia como factor potencial para ahorrar energía.

La iluminancia (E) es la cantidad de flujo luminoso que incide sobre una superficie por unidad de área. Se mide en [Lux], de manera que [1Lux = 1 Lumen/m2]. Tanto en oficinas, como en centros educativos y sanitarios, las iluminancias de los espacios de trabajo suelen ser bastante uniformes, por lo general con niveles medios de entre 300 y 750 lux a la altura del plano de trabajo. Otras tareas de mayor atención pueden requerir niveles de iluminancia mayores de entre 500 y 1000 lux, mientras que las zonas de descanso o de paso suelen disponer de iluminancias de entre 50 y 200 Lux. Como es evidente, cuanto mayor sea la iluminancia (E) requerida, tanto mayor será el consumo en iluminación de un edificio. En ese sentido podemos decir que existe una relación directa entre la iluminancia media de un local y su consumo energético en iluminación artificial, siempre y cuando todos los demás parámetros se mantengan constantes. Así, un buen consejo para ahorrar energía es el de ajustar las iluminancias de cada espacio hasta los niveles requeridos para a las tareas a realizar. Con demasiada frecuencia se diseñan sistemas de alumbrado con niveles de iluminancia muy superiores a los requeridos, lo que representa un gasto inutil de energía. En el siguiente cuadro mostramos algunas referencias de iluminancias mínimas, recomendads y óptimas en función de las tareas realizadas en un local. Podéis hacer click sobre la tabla para verla en más detalle.

Iluminancias recomendadas en función de las tareas desarrolladas